Renovadas propuestas

Cocina Nikkei de Osaka



Lleva años sorprendiendo con sabores y con estética, siempre bajo la inspiración de sus sedes matrices en Lima (Perú). Osaka es básicamente un restaurante de cocina Nikkei de muy alto nivel,  pero por sobre todo moderno e innovador.  Además del impecable servicio que lo caracteriza y de un muy relajante ambiente intimista, su chef a cargo (Eddie Castro) y un equipo enorme de cocineros, siempre están haciendo nuevas pruebas para encontrar lo insólito, el bocado que supera al anterior y la alquimia de salados y dulces para que el paladar quede realmente  gratificado. Además de ser bellos y coloridos, los platos dejan la sensación de estar probando algo especial y muy bien logrado. ¡Y siempre lo consiguen!

Desde ya que para poder aprovechar al máximo la enorme oferta que te brinda Osaka desde su carta, hay que tener un criterio amplio y estar dispuesto a probar ingredientes a los que tal vez nunca te animaste, no sabias que existían, o bien nunca pensaste que llegarías a probar

Obviamente, como referente de la cocina que fusiona  la gastronomía peruana con la japonesa, utiliza mucho de los ingredientes de estos países que logran platos increíbles con mixtura de sabores, aromas y métodos de cocción particulares. Es factible que al mirar la carta por primera vez uno sienta algo desconcertado. Por ello conviene saber de antemano algunas perlitas que  brillan en Osaka. Por ejemplo la carne de wagyu (carne bovina de origen japonés) que se elabora con salsa tonkatsu  infusionada al ají amarillo y fideos de trigo integral; otro es Tako Chimiyaki, un pulpo de doble cocción, confitado y a la parrilla, que se ofrece con chimichurri especial al estilo de la casa (ají amarillo y togarashi con chips de papas). 

Esta temporada, apostando a las reuniones de amigos y también al ritmo fresco y descontracturado que impone el verano, Osaka diseñó degustaciones para poner en el centro de la mesa y compartir. Se montan las creaciones sobre vajilla de arcilla gres y a partir de ahí se adaptan al gusto del consumidor. Pueden ser: ceviche OSK que incorpora el truchón y sus ovas ikura, batata frita y ponzu ahumado (salsa japonesa)  y virutas de bonito ahumado (nueva técnica empleada). En la barra nikkei se destaca el tiradito Sake Lime, que emplea un corte especial del salmón, la panza o ventresca, con trufa blanca, piel de lima y sal.

Entre las nuevas piezas de nigiri, sobresale Yuzu Beef, de wagyu a la parrilla, yuzu kosho (condimento japonés), negi y lima, porque la carne de wagyu se prepara con una manteca de salsa de anguila dando un sabor ahumado especial y el yuzu kosho aporta frescura. También se distingue la textura suave de la papada de cerdo en el nigiri Buta, que se deshace en boca gracias a su larga cocción, con salsa de soja y pisco. En rolls o temakis, pueden degustarse exquisiteces como Crispy Quinua, con langostino batayaki, quinuas blanca, roja y negra crocantes y tograrashi, con productos andinos como novedad.

La propuesta de coctelería es otro de los ´hot items´ de Osaka, con preparaciones basadas en el concepto nikkei pero que albergan ingredientes y combinaciones también inspirados en la coctelería internacional. La barra funciona en todo momento, y desde allí marchan cocktails como Aka Sour, pisco sour de cardamomo, con hielo de hibuscus – malbec, Alladine Sane, un cocktail ahumado con Jameson Caskmates, Cinzano Rosso, bitter de jazmín, humo de canela y clavo, Wild Horse, refescante, con Absolut Earl Grey, limoncello, lima y soda ginger, son sólo ejemplos. La propuesta es amplia para que los clientes se animen a maridar con tragos más que con vinos. Una idea diferente y creativa, a la altura de los sabores que emergen de la sabiduría gastronómica de Osaka. 

Osaka: Soler 5608, Palermo; Juana Manso 1164, Puerto Madero. Ciudad de Buenos Aires. 


Galería

Comentarios

Seguir leyendo